20 de diciembre de 2010

Si Cahill, Howard y Moyes, Everton


No era el mejor contexto para enfrentarse al Manchester City. Los de Mancini acumulaban siete partidos sin perder mientras que el Everton llevaba la misma serie a la inversa. Tampoco eran lógicas las previsiones del partido puesto que David Moyes se atrevía a alinear a Anichebe por delante de otros delanteros como Yakubu o Saha, incluso Beckford. Una vez más, el Manchester City mostró su imagen de equipo inoperante, carente de sentido y de juego colectivo. No apareció Yaya Touré, nada se supo de Milner y Silva participó poco y lejos. Barry, por su parte, empieza a ser más plano que peligroso, más posicional y menos organizador. Sus pases no aportan, sólo encauzan la dirección. Acompaña el sentido del balón sin cambiarle la intensidad, sin cambiarle el sentido, sin hacer daño.

La confianza en Anichebe estaba en duda, no así la de Tim Cahill, que volvió a aparecer para anotar de cabeza. Nueve de los veinte goles de su equipo han sido del australiano, imprescindible para unos ‘toffees’ que se mueven en función a su efectividad. Leighton Baines, que cuajó un más que aceptable partido, culminó otra jugada colectiva para hacer el segundo. También fue decisivo Tim Howard, algo irregular por lo general, pero que te da más puntos de los que te quita. Y esta vez tocó sumar. Con la desventaja de dos goles en el marcador, llegó el punto desequilibrante y definitorio del encuentro. Apareció la aportación del entrenador, del técnico que lee, entiende y actúa en consecuencia.

Con Adam Johnson amenazando la banda izquierda del Everton, David Moyes pasó a la acción, a pesar de la expulsión de Anichebe. Metió a Bilyaletdinov y a Saha, frescos de piernas y motivados para la causa. Ideó un plan para tapar huecos, para eliminar las constantes subidas de Zabaleta y para frenar la ofensiva del City en el costado izquierdo de los visitantes, que tuvo que desplazarse con continuos e imprecisos ataques por el centro, así como disparos lejanos. Mancini, lento y pasivo, no tenía un jugador para cambiar el discurso del partido, para dañar y atravesar la defensa ‘toffee’. Además, Tim Howard mostró su buena cara y endulzó los goles de su compañero, también Tim, Cahill. Venció merecidamente el Everton, brillaron los Tim y comandó David Moyes. Triunfó el grupo.

9 comentarios:

turu dijo...

Quizá estamos ante el punto de inflexión que tiene todos los años el Everton.Comienza mal,todo cuesta arriba,pero escala.Lo de Cahill es absolutamente impresionante.Habría que recurrir a estadísticas para encontrar un jugador con un porcentaje de goles de cabeza como el suyo.A ver si alguno de los delanteros de Moyes se entona y avanzan en la clasificación.
Sobre el City lo de siempre.Una de cal y otra de arena.No tiene consistencia alguna y en el banquillo hay un tipo que no se qué tiene que hacer para que lo cesen.Me parece un desastre en todos los aspectos.¿Esperarán al gran deseado los jeques para el banquillo?Yo creo que sí.

Marco dijo...

Buen Blog!!! Enhorabuena!!

Estuve en Anfield Road hace un par de años y fue impresionante!!

http:/laguiamarco.blogspot.com

Deivid dijo...

Acabo de ver el partido (ayer no pude) y la verdad es que el Everton tuvo su cuota de fortuna en meter dos goles en las dos primeras llegadas pero luego estuvo muy ordenado y bastante bien.

La alineacion de Mancini la verdad es que es de las que más me ha gustado de todo el año, pero es verdad que los movimientos de Moyes no supo, ni quiso me parece a mi contrarrestarlos y asi le fue.

Los cambios del escoces suelen ser ofensivos vaya como vaya porque no es la primera vez que ganando saca a Saha y Beckford para retrasar a Cahill....la verdad es que mi tocayo es de los entrenadores que molan la verdad.

Un saludo Álvaro

Álvaro de Grado dijo...

@ turu

Tienes toda la razón con la evolución de menos a más que suele llevar el Everton. Hoy ha dicho Moyes que su aspiración no es terminar en puestos europeos. A mí me parecería bastante pobre que un equipo como el Everton no consiga, ni siquiera, optar a ellos. Por cierto, con respecto a lo que comentas sobre el porcentaje de Tim Cahill ayer leí esto: "31 - Of Tim Cahill's 54 Premier League goals, 31 (57%) have been headed. Nod".

@ deivid

Ayer también comenté que me gustaba la alineación de Mancini, más aún en la segunda parte cuando dio entrada a Adam Johnson. Sin embargo, no terminan -o a mí me lo parece- de jugar bien, de combinar, y de crear peligro en posesión. Es o Silva o nada. A pesar del regular juego fue un partido que me gustó, que se puso muy emocionante en los últimos minutos y que tuvo ese gran cambio táctico de Moyes al final del partido.

turu dijo...

Confieso que me gusta más la idea de Mancini de jugar con doble pivote Toure-Barry,en vez de añadir a De Jong,pero me sigue sin convencer.En parte porque yo sigo sin ver el secreto de Barry,y tampoco los 30 millones que cuesta Milner.Me sigue pareciendo de risa gastarse un dineral en un jugador como Balotelli,que cada vez que abre la boca(como hoy)se desacredita como profesional.Son cosas que no entiendo.

Álvaro de Grado dijo...

Ese debate que planteas es interesante. El trivote De Jong - Barry - Touré parece inamovible. El holandés tiene partidos que te da un 80% y otros en los que se queda en el 50% siendo muy agresivo. El tema es que De Jong es el único defensivo de los tres en ese trivote. Sí, el único, porque Yayá Touré juega por delante de ambos, como pivote entre el medio y la delantera enlazando con Silva y llegando al ataque.

Barry puede llegar a ser un jugador desquiciante, lo reconozco. A mí no me encanta pero tampoco me disgusta porque no veo mal tener un jugador de ese estilo en un once. Es decir, tiene el balón, tiene la posesión, mueve y acompaña. El problema está en que no inventa el pase definitivo, no crea, sino que continúa con la dinámica. Si el balón viene de Zabaleta es de cajón que terminará en Kolarov. Así fue todo el partido contra el Everton. Sin embargo, muchos querrían tener a alguien que sepa tratar el balón, que pueda llegar y defender al mismo tiempo y que aporte ese toque necesario en un equipo inglés.

¿Tema Milner? Complicado. Ha recibido muchísimas críticas. Me gustó como empezó el año, lo hacía bien hasta en la línea de arriba (junto a Tévez y Adam Johnson) y no me disgustaba. Sin embargo, cada vez me dice menos. El intercambio de 30M + Ireland me pareció una exageración -favorable al Aston Villa, claro-. Yo pensaba que el irlandés por fin encontraría su sitio, pero es otro jugador que me tiene desencantado, por mucho que me den siempre ganas de verlo. Dicen que puede terminar en Escocia y volver a la selección... vete tú a saber qué puede ser de él.

Matías Rodríguez dijo...

batacazo del everton que ojo, a pesar de venir cabizbajo tiene mucho para dar eh, un saludo desde argentina y felices fiestas

turu dijo...

Pero es que eso de que De Jong es el único defensivo de los tres es una invención de Mancini.No necesita descubrir América para convertir a Toure en un pivote defensivo,pues ya lo ha hecho en el Barça.Y desde luego le da mil vueltas al holandés.Yo creo que con él de pivote(y si quieres Barry al lado) el equipo crecería muchísimo,desde la construcción.Y sin desmerecer a Toure más adelante,que tambien lo hace bien,pero el equipo creo que cambiaría mucho con él como jugaba en el Barça.

Slim Shady dijo...

Gran blog, no lo conocia!