5 de enero de 2011

Un último suspiro


Hacía tiempo que no veía a Kanu. Mejor dicho, hacía tiempo que no veía a ese Kanu. Lejos queda su época dorada, sus goles en el Arsenal o su participación en distintos mundiales con Nigeria. Ahora, ligado a la triste y decadente situación del Portsmouth, camina por los campos embarrados de la segunda categoría inglesa, The Championship. Apenas hace goles y rara vez termina los noventa minutos; su maquinaria se debilita al mismo tiempo que la edad va pesando sobre su cuerpo. Que el Pompy pierda –y merecidamente- ya no extraña demasiado, pero ver a Kanu mostrando una buena imagen fue motivo suficiente para aprovechar un partido.

Basta con mirar su apariencia para comprobar el olor antiguo que desprende su presencia. Pantalones a la altura del estómago que dejan al descubierto sus espigadas y talentosas piernas mientras que la camiseta, siempre dentro de su pantalón, permanece impoluta durante el transcurso del partido. Su carrera es pesada, cansada, pero tan estilosa como técnica. El resultado del Pompy (3-0 v Watford) no acompañaba a su notable actuación en el terreno de juego, a pesar de haber regalado un balón que supuso un gol en contra. El partido ya estaba perdido. Una isla en un equipo naufragado y sin un rumbo que coger, así es Nwankwo Kanu en la actualidad.

Su velocidad es dos veces menor que la del partido y hasta tres veces menor que la de sus compañeros. Pero cuando recibe el balón, el encuentro se detiene, adapta su intensidad y se acopla a lo que decide el nigeriano. Toques suaves, pases medidos e intencionados. Suspiros de desesperación cuando su fútbol no es correspondido; suspiros de impotencia, consciente de que lo bueno ya pasó y que la actualidad se basa en exprimir sus cualidades. Pura clase, casi marchita, de un futbolista que se codea con el fin de su carrera deportiva.

7 comentarios:

daniel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
daniel dijo...

Gran post,de uno de los jugadores emblemas de Africa,y un gran jugadores en sus años del Arsenal.La situacion del Pompy no ayuda,pero aun asi debe ser el jugador con mas tecnica de su equipo.

cityground dijo...

A Kanu lo recuerdo desde Atlanta 96 donde era el líder de la selección siendo muy joven, un jugador diferente al resto de sus compañeros. Aunque sea ya veterano es un lujo poder verlo de vez en cuando sacar la magia de sus botas.

Deivid dijo...

La verdad es que esta ya para pocos trotes, yo tambien vi el partido con el Watford y me dio pena porque estaba lentisimo, y es que ya no solo él...sino que hacia que el equipo se realentizara tambien cuándo el balón pasaba por él.

Fue muy bueno, pero vamos...si es así de normal (que no lo sé, ya que se le puede ver un partido entero muy pocas veces) ya poco ayuda al equipo al que le dio una FA Cup con su gol.

Un saludo Álvaro

JICabalFuentes dijo...

Siempre que le veo jugar, recuerdo su época en el Arsenal y la buena imagen que daba siempre son Nigeria.

Ídolo, crack. Da pena verle ahora mayor y exprimiendo la calidad que le queda (que fue mucha). Da pena, pero esto es fútbol, es así.

Un saludo Álvaro, ventanadefutbol.blogspot.com

Machaco dijo...

Fue uno de los pioneros en Nigeria.
Fantástico jugador que poseía una potencia infinita.
Tras detectados los problemas cardiacos se vino abajo de manera fulminante.
Lo recordaremos como fue: Talento, potencia y disparo.
Fenomenal Kanu.
Hoy se arrastra, no se lo tengamos en cuenta.

Representante dijo...

Joder, me ha dado pena Kanu, pero bueno nadie escapa a las garras del tiempo, y menos los deportistas. Tengo un blog de promesas ocultas del fútbol, me gustaría que te pases www.promesasocultas.blogspot.com