23 de diciembre de 2009

Scott Parker y el triunfo de la elegancia

El calvario de un futbolista son las lesiones. Lo primero es levantarse; después hay que volver a andar. Más tarde, saber correr. La recuperación hay que hacerla a la sombra del éxito y sin perder la ilusión y la confianza en sí mismo. Cuesta mucho recuperar el nivel mostrado anteriormente. De hecho, muchos jugadores no vuelven a su mejor versión tras una lesión de gravedad. Es el momento más temido por un futbolista y por cualquier deportista. Pero hay excepciones y también grandes jugadores que mejoran su nivel.


Nació en Lambeth, Londres, en 1980. Dentro de su familia, el pequeño Scott era seguidor del Tottenham Hotspur. Vivía para el fútbol. Firma su primer contrato profesional a los 17 años. El Charlton había visto una promesa. Un diamante por pulir. Scott Parker. Aún era muy joven y, para no estancar su prometedora proyección, le cedieron una temporada al Norwich City de la First Division (2ª División Española). Allí se fogueó y consiguió ser convocado con la selección sub 21. Poco a poco, subía los escalones del éxito. Esa montaña donde cada escalón es un mundo. Donde el precipicio es la caída del fracaso. A su vuelta, en el año 2000, se quedó en la primera plantilla. La mala suerte del fútbol se cebó con el entonces capitán del equipo, Mark Kinsella, y Scott asumió el mando del equipo. Y ya no le movieron de ahí. Titular indiscutible en el equipo que le había descubierto.

Era cuestión de tiempo. Es lo que suele pasar si estás en un equipo modesto. El Chelsea se fija en él en el año 2003. 10 Millones de Libras tienen la culpa de su fichaje. Todo tiene un precio. Scott Parker dio así un salto hacia el éxito. Una prueba de extremo nivel. Al final de la temporada recibe el premio al mejor joven del año en la Premier League. Premio que tienen, entre otros, Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney, Ryan Giggs, Cesc Fábregas o Nicolás Anelka. Esto nos hace una idea del nivel. Pero Scott se lesiona. Y con esto, pierde todas las oportunidades de triunfar en el Chelsea. Deciden venderle porque no ha demostrado calidad. No es cierto. Ocho partidos en liga en dos años no son suficientes para nadie. Para Scott, tampoco.

La calidad seguía intacta con una sola diferencia: descansaba en el banquillo. Es por esto por lo que el Newcastle paga 6'5 Millones de Libras en 2005. Aquí recibe confianza y continuidad. Eso mismo que echó de menos un año antes. Eso mismo que necesita un jugador para triunfar. Esta vez participó en 73 encuentros. Extraña diferencia. Se hizo titular. Le llamó la selección absoluta. Se había caído tras la lesión, y ya estaba corriendo de nuevo. Son dos años los que pasó con gloria en St James' Park. El West Ham mueve ficha en 2007 poniendo 7 Millones de Libras sobre la mesa.

Una nueva lesión retrasa su debut hasta finales de septiembre. Una lesión más. Otra vez a levantarse y a seguir adelante. Luchaba por lo que quería: el fútbol. Desgraciadamente, estos problemas redujeron a 20 el número de partidos en esa temporada. Muchos menos de los que esperaba. La lesión podía con él. Al año siguiente tenía la misma ilusión y la suerte, por fin, le acompañó. Se asentó en el medio del campo del equipo y el resultado de su magnífica temporada fue su elección como mejor “hammer” de 2009. Esta temporada es la continuación. El éxito del trabajo ha podido con la desgracia de las lesiones.

Scott Parker es un medio centro creador y defensivo a la vez. Trabajador atrás y llegador. Completo. Sus pases adelantados mejoran el juego del equipo y hace salir el balón con claridad. Tiene una transición defensa-ataque perfecta. Elegante en su trabajo. Es capaz de crear ocasiones y, en su defecto, de rematarlas. Para los que no le conozcan, le compararía con Xabi Alonso. Es del mismo estilo. La misma tipología de jugador. Hay quienes dicen que hasta tienen un parecido razonable. El caso es que Scott ha sabido vencer a las lesiones y ahora triunfa en la Premier League. Ha sabido levantarse. Ya está corriendo. Y de que manera.

7 comentarios:

Javi Ramírez dijo...

Me encantaría ver a Parker jugando con Inglaterra este verano. ¿Cuenta para Capello?
Mientras éste no llame a "Calamity" estaré tranquilo...

Un saludo desde Locos por el BALÓN.

Nico García dijo...

Ya te he agregado máquina.
Saludos desde La Escuadra de Mago

Juani dijo...

Es un jugador muy interesante...como bien dices es un medio que puede jugar tanto defensiva como ofensivamente... Tiene buen pase, claridad y recuperacion, es muy completo... Me gustaría verlo en Inglaterra como una alternativa en el mediocampo...

Saludos

Planeta Gunner

futbollium dijo...

Hay muchos jugadores a los que el fútbol les pone a prueba . Parker ha sido uno d ellos y al fin ha conseguido hacerse un nombre en la Premier .


PD: Acepto encantado un intercambio de enlaces , este es el mío :

http://futbollium.blogspot.com

Un saludo

Alexandre dijo...

Gran trabajo, sin duda un jugador que está volviendo a ser el que era, gran partido el domingo pasado ante el Chelsea, gran partido también el de Diamanti.
Saludos te dejo la dirección de mi blog.
http://blogalexandrebd.blogspot.com/

Álvaro de Grado dijo...

# Javi Ramírez
Me temo que no irá al Mundial salvo un cambio de opinión. No acude con la selección (creo) desde la calificatoria a la Euro 2008.

# Nico García
Muchas gracias.

# Juani
Y a mi. Pero Inglaterra tiene demasiados nombres como para hacerle un sitio (algo que se merece)

# Futbollium
Algo que se merece, sin duda. Muchas gracias.

# Alexandre
Y de Guille Franco y Mark Noble. Junto con Carlton Cole (lesionado) y Upson son los mejores del Villa. Agregado.


¡Muchas gracias a todos por pasaros una vez más, y por seguir comentando en Anfield!

calotejon dijo...

A mi me gustaria que fuera a la selección pero lo veo complicado por que en su posición tiene a bastantes por delante .Saludos desde http://vayafutbol.blogspot.com/