3 de mayo de 2010

Se terminó su sueño

No pudo ser. El Swansea luchará un año más en la segunda categoría del fútbol inglés tras haber tenido en sus manos las llaves que abrían las puertas del Play Off. Después de una temporada coqueteando con los puestos de ascenso, los dos últimos meses de competición han terminado por condenarles a ver la fase final como espectadores. Falta de gol, cansancio y lesiones han sido los mayores problemas de un equipo que se ha venido abajo en el momento decisivo. El proyecto de Roberto Martínez, continuado por Paulo Sousa, tendrá que seguir intentando conseguir el sueño de jugar en la Premier League.


Se la jugaban todo en su última oportunidad. Tras haber perdido su partido anterior contra el Sheffield United y viendo que el Blackpool les superaba en puntos, lo que les dejaba fuera de los puestos de Play Off, sólo cabía la posibilidad de esperar un fallo rival y ganar en casa al Doncaster. Al Blackpool, por su parte, le bastaba con igualar el resultado que consiguieran los galeses en el Liberty Stadium. Su rival, el Bristol City, estaba en la misma situación que el Doncaster y no se jugaba absolutamente nada en el último partido de la temporada. Swansea soñaba con el milagro a las dos de la tarde, momento en que comenzaron los partidos de Championship.

El sueño cobraba vida con el primer gol del Bristol en casa del Blackpool. La sexta plaza ardía por momentos y el Swansea estaba a un sólo gol de llegar a su objetivo. Los dos partidos anteriores como locales habían terminado con cómodas victorias por 3-1 y 3-0 al Barnsley y Scunthorpe respectivamente, pero era el momento decisivo y la pelota decidía no entrar. Posesión sin peligro y disparos lejanos eran las soluciones que iban encontrando. Se llegaba al descanso en ambos partidos con la derrota momentánea del Blackpool y el pobre empate de los galeses en su campo. Había cuarenta y cinco minutos para obrar el milagro y conseguir un puesto en Play Offs.


Un gol. Eso es lo único que hacía falta en el Libery Stadium para que el sueño se tornara posible. Pero golpeó antes el Blackpool haciendo el empate en su campo. Quedaba más de media hora para que todo se decidiese y el problema seguía siendo el mismo. Un sólo gol podía darle la vuelta a la clasificación. En ese momento Paulo Sousa quitaba al finlandés Kuqi (?) y metía todo lo que le quedaba en el banquillo para buscar la machada: Trundle, Gorka Pintado y Craig Beattie. Las radios asomaban en Bloomfield Road desconfiados de su equipo y temerosos por un gol de los Swans. Gol que, por cierto, no llegó.

Los diez puntos de los últimos treinta y tres han terminado por condenar al Swansea. La plantilla ha terminado quedándose escasa en los últimos partidos, cosa que han acusado notoriamente. Los 40 goles en 46 partidos son una marca demasiado pobre para un equipo que lucha por los Play Off. Con el año terminado, no queda otra opción mas que pensar en el siguiente. El proyecto tiene buen sabor, y está comandado por un entrenador continuísta del éxito, lo cual siempre es bueno. Viene un verano por delante, se debe reforzar la plantilla y hay que volver a aspirar a estar en lo más alto. El objetivo estuvo cerca, pero se falló en la parte necesaria: ganar el partido propio.

9 comentarios:

cityground dijo...

Lo ha tenido en su mano el Swansea, estoy de acuerdo que la falta de gol (40 goles a favor son números de parte baja) y una plantilla un poco corta han sido las claves para quedarse fuera. Su temporada ha sido buena, si se refuerza bien en verano la próxima temporada puede volver aspirar a todo porque es de los que me juegan en la Championship.

Gran profesionalidad de los equipos ingleses, Bristol y Doncaster no se jugaban nada y ninguno regalo el partido ni nada parecido.

Nos toca el Blackpool, a ver si llegamos a Wembley y subimos.

J.Alberto dijo...

La Championship es que también es complicada, me recuerda a las divisiones brasileñas, donde hay miles de equipos en una categoría. Jugar 46 partidos por temprada es una animalada, gana quien más aguanta el tirón.

Se ha quedado cerca de esos play-off, cosa que le revalorizará como entrenador igualmente.

Saludos.

Diego dijo...

Al Swansea al final le ha faltado gol durante todo el año y ayer no fue menos. Mucho dominio de balón, pero muy pocas ocasiones, así es muy difícil. Creo que le hace falta un buen delantero, a ver el año que viene que pasa con el equipo, porque pienso que habrá varios cambios.

Un saludo

Chus dijo...

Es un equipo al que le tengo cariño por la etapa de Roberto Martínez en su banquillo. Es una pena. Pero lo volverán a intentar.

Saludos.

Marc Calduch dijo...

Que pena con lo bien que me cae este equipo.

Saludos desde http://caviardefutbol.blogspot.com/

Helion dijo...

Es una lástima que su falta de gol les condenara. Pero es que realmente marcando 40 goles es muy difícil estar tan arriba, deben de haber encajado muy pocos también.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

Joaquín Díaz dijo...

Lo ha tenido cerca. Creo que pronto estarán en la Premier. Pero tendrán que luchar mucho, reforzarse y volver a competir a su nivel. Como dice J.Alberto 46 partidos es una animalada y es difícil mantener la regularidad.

Saludos desde El Gol Fantasma.

David dijo...

Una pena lo del Swansea, un equipo que caía bien por la gran cantidad de españoles que había y sobretodo por el modelo ejemplar que inició Roberto cuando llegó.
Gorka Pintado estuvo en Granada,de donde soy, y la verdad que era un delantero con mucho gol.Esperemos que consigan ese sueño Premier.
Por cierto, agrégame a tu lista si lo deseas, que yo ya te tengo ok.
Un saludo crack.

www.comofutboldeplaceta.blogspot.com

Álvaro de Grado dijo...

Cityground: Me gusta que destaques lo de la profesionalidad de los rivales, tienes toda la razón en ello. Soy del Forest en el PlayOff ;)

David: Gorka Pintado no suele ser titular, pero sí que juega bastantes minutos en el equipo. Llevas agregado un tiempo.


Muchas gracias a todos por pasaros y perdonadme el hecho de no contestaros. Últimamente apenas tengo tiempo de hacerlo, cosa que me gustaría, y os pido disculpas.

Saludos Desde Anfield.