1 de marzo de 2011

Un mal Everton y el presente de Rodwell

 
  
Otro año más nos quedaremos con la intriga de dónde tiene su límite el Everton, partiendo del supuesto de que su plantilla invita a más logros de los que consiguen. Esta vez ha sido el Reading quien ha apeado a los 'toffees' de la FA Cup (0-1) en el mismo Goodison Park. El equipo que actualmente milita en Championship hizo más méritos por pasar la eliminatoria y se enfrentará al Aston Villa o al Manchester City. La victoria agónica por penaltis en Stamford Bridge de hace pocos días no sirvió de estímulo para los de David Moyes, que evidenciaron demasiadas lagunas.

Entra ahora la duda de en qué momento les llegará el punto de inflexión. Quedan varios meses de competición y su único objetivo es intentar conseguir una de las plazas europeas en la Premier, las cuales las tendrían a su alcance de no haber empezado la temporada a un nivel tan bajo. Desde que comenzó el 2011 han cosechado una buena racha de resultados, que se sumó a la vuelta de Rodwell tras su grave lesión y el regreso de Cahill, máximo goleador del equipo y que fue baja durante la Copa Asia. ¿Pero por qué siguen dejando ese sabor tan irregular?

Sin intenciones de desmerecer el gran partido del Reading, que eliminaron de raíz la creación del Everton y, por tanto, a su jugador clave, Arteta, los 'toffees' apenas tuvieron ocasiones reales de darle la vuelta al gol de Mills en la primera mitad. Con Arteta desactivado, Moyes tomó, se ve que desacertadamente, la decisión de sustituir a los dos volantes, Bilyaletdinov y Coleman, por dos jugadores físicos y de ataque, Beckford y el criticado Anichebe, dejó toda el carril derecho para Neville y el izquierdo para Baines. ¿Por qué desechar una fuente de peligro como son las bandas? ¿Por qué mantener a Neville y no a Coleman cuando se busca mayor profundidad y resistencia en el lateral?

Rodwell, sin embargo, fue alternando constantemente su posición en el campo. Ya se le ha visto este año desde la mediapunta, por detrás de Cahill, hasta de mediocentro, pasando incluso por el volante derecho. El que debe ser un pilar actual en el equipo no encuentra -o no le encuentran-, el espacio idóneo para explotar sus cualidades. A punto de cumplir los veinte años, a Rodwell lo veremos este verano en el Europeo Sub-21, pero bien haría el prometedor inglés en volver a demostrar, ahora que el Everton no tiene nada a lo que agarrararse, que los detalles que dejó en la primavera de 2010 no fueron fruto de la casualidad.

5 comentarios:

Mateo dijo...

Me parece que al Everton le falta un hombre Gol, un definidor, un Huntelar o un LLorente, un jugador 9 de verdad y es q Cahil es bueno pero es mas 11, le falta un compañero de calidad los otros delanteros q tiene son muy tibios aun. a esto sumarle un defensa central (a Distin o a Heitinga los tengo como relevo, no como titulares) pues seria darle un salto de calidad. Ahora ya depende de como muevan sus fichas en el mercado de Julio.

Yo los veo como maximo en 8 posicion a final de temporada

Álvaro de Grado dijo...

@ Mateo

Yo también comparto la idea de que el Everton necesita un 9 imponente, puro. De hecho, pienso que si lo tuvieran podrían aspirar a muchísimo más. Saha es lo más parecido, a Yakubu lo utilizaron mucho y ahora está en Leicester, Anichebe tuvo muchos problemas para la renovación pero ahí sigue, Beckford... Son bastantes pero ninguno que puedas decir: Buf, pedazo de delantero, cómo impone.

Anónimo dijo...

Felicidades por el blog, es muy bueno.
José Luis Poblador

futbollium dijo...

Tras la machada de eliminar al Chelsea , el Everton ha desaprovechado una buena oprtunidad de haber llegado lejos en la FA cup .

Un saludo

Anónimo dijo...

Soy Francisco de Madrid y tengo un blog con resumenes de diferentes equipos. http://www.nova9.es/index.php?c=viral&m=index&id=90e5c15116e04f6d666b97fe647ab38b